Bajo una única bandera contra la crisis, contra el neoliberalismo español

Lo honesto, lo patriótico y lo democŕatico es echar al PP del poder

IMG_4255No. Este no es un titular antiguo ni utópico, sino de una rabiosa actualidad y validez.

Partidos como el PP el PSOE, PNV o CiU, al servicio de los intereses de los Mercados y sus entornos mediáticos, son los responsables de haber llevado al borde de un cataclismo sin retorno a España y a los españoles. Estos partidos, aliados con los demás poderes del estado, el judicial, el legislativo y con el resto de las instituciones públicas encabezadas por la Corona, han formado un conjunto monolítico de mutuas servidumbres e intereses, conjurados en mantener vigente un modelo de poder político y económico, heredado del franquismo, marcado por diferencias insalvables respecto a otros países del entorno democrático europeo, se trate o no de monarquías democráticas.

Acreditada la complicidad de este grupo monolítico, al que llamaremos “modelo de neoliberalismo español”, para arrebatar la soberanía al pueblo español, anteponiendo los intereses de los grupos económicos que éllos representan, sometiendo a los españoles al dictado de la “Troika”, traicionada la independencia y la soberanía de España para entregarla a los mercaderes europeos, los españoles no podemos consentir que los mismos que han arruinado a España, convirtiendo el mercado laboral en mercado de esclavos, condenando y expulsando de su país a la generación de jóvenes mejor preparados de nuestra historia, vengan ahora postulándose como redentores de la situación que ellos mismos han creado.

Después de una década de orgías y desmadres económicos, del robo continuado de los caudales públicos, del saqueo de las cajas de ahorros y de la corrupción masiva de comunidades autónomas y ayuntamientos, de sueldazos y sobresueldos “en negro”, de haber convertido el parlamento en una verbena de mentirosos, de utilizar las leyes electorales para perpetuar el bipartidismo y la desigualdad del valor del voto entre los electores, no podemos continuar dispersando las energías de la indignación y la protesta, en manifestaciones sectoriales contra el cierre de una industria, de un hospital o del desmoronamiento de determinados servicios públicos en un territorio determinado. No hay soluciones parciales, no hay atajos, no valen ya reivindicaciones aisladas de los afectados por los recortes, o la precariedad laboral.

Las “reformas” que nos prometen los culpables de la ruina de española y de los españoles, es tan solo un desesperado intento para no perder el poder, y con ello el control de los mecanismos que les permite perpetuarse en sus cargos y privilegios. Por ello llaman “radicales” o “antisistema” a quiénes no soportan más el imperio del saqueo, de la injusticia y la prevaricación continuada. Nos llaman “radicales” porque queremos cambiar radicalmente la forma de gobernar España, de gestionar democráticamente sus riquezas y su economía. No es porque lo digan ellos, sino porque lo afirmamos nosotros: sí, somos radicales, radicalmenteincompatibles con seguir soportando más un régimen corrupto, que ha llevado a España al borde del abismo..

No podemos continuar pensando cada cual en “su”· problema, porque el único problema que tenemos es el “modelo español de neoliberalismo”, origen inmediato de todos nuestros males, así que si conseguimos persuadirnos de que todo ese conglomerado de intereses, que se fortifica y refugia bajo la Bandera del régimen de la Monarquía de Juan Carlos I, de la que alardean como de su patrimonio exclusivo –que lo es-, son los responsables de la actual situación.  ¿Bajo qué símbolo habrá de convocarse a los españoles que desean recuperar su soberanía, para construir juntos una nueva sociedad y un estado democrático que nos represente?.

Ese símbolo, esa bandera ya existe, la vemos en todas las manifestaciones, en todas las reivindicaciones por las calles y plazas de España, es la bandera tricolor, la bandera la III República, una república pacífica, joven, honesta y abierta a todos los españoles que repudien la situación actual, que garantice la igualdad de oportunidades para todos, sin privilegios para nadie, ni por razón de su origen, su posición económica, ni de cualquiera otra circunstancia.

Cuando veas la bandera de la República, debes recordar todo esto, porque la Bandera de la República es la bandera del combate contra la crisis, para luchar con eficacia con los Mercados, para derrocar una monarquía que promueve y respalda la desidia y la corrupción, y para terminar con el bipartidismo, el paro, la injusticia social y la liquidación definitiva del estado del bienestar.

La bandera republicana es la bandera de combate para echar al PP del poder.

No hay otra más justa, ni con más significado en lucha por la democracia.

Si la dejas sola, te quedarás solo.

Gracias por leerlo y por difundirlo.

REPUBLICANOS-RPS REGIÓN DE MURCIA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s