Manifiesto ante la inminente Marcha de Mareas

 Ante las dimensiones de la protesta pública, el gobierno del PP trata de acallar la voz del pueblo, con leyes de excepción propias de regímenes totalitarios, despreciando el derecho a la libertad de expresión y de circulación de los ciudadanos.

Más que una exhibición de fuerza, es una prueba de la debilidad en que se encuentra Rajoy y su gobierno, ante una toma de conciencia social que advierte que las protestas generalizadas, marcan el final del régimen actual, cuando estas están coordinadas y señalan un objetivo común, como es exigir la DIMISIÓN DEL GOBIERNO y la convocatoria de un referéndum sobre la forma del estado, abriendo un camino nuevo en el que la soberanía popular, se imponga sobre los intereses de los mercados.

Que nadie espere que los poderes políticos y financieros, que han hundido a España en la mayor crisis económica de su historia, sean los que ahora se postulan para sacarnos del abismo, con promesas rotas por la aplicación de programas, que han conseguido destruir el estado del bienestar, que tantos años de sufrimiento para los trabajadores había costado levantar.

La protesta tiene que ser unitaria y perseguir un objetivo común. No se trata ya de protestar por el cierre de una fábrica, de un consultorio, de frenar los despidos en la sanidad o la educación, de protestar por el abandono de los dependientes, el ataque a las pensiones, o la condena de los parados a vivir de la beneficencia, sin un futuro ni para ellos ni para sus hijos.

El camino para despejar esta incertidumbre, pasa por la implicación de cada ciudadano. Hay que moverse del sillón, hay que salir de la resignación, del derrotismo y de la indignación pasiva. Quién se quede sentado en esta situación crítica, está dando la razón al gobierno, que se defiende apelando a esa mayoría “que se queda en casa”. Quién piense que solo manifestándose bajo la pancarta de sus propios intereses va a conseguir algo, está condenado al fracaso.

El gobierno lo ha dicho en boca de Rajoy: “ el gobierno no va a parar las reformas (es decir, los recortes) y hará su recorrido hasta el final”. El final ¿de qué?. Nosotros lo sabemos: llevar a nuestro país a convertirse en una cantera barata de semiesclavos al servicio de “los mercados”. Un camino sin retorno.

El actual marco político basado en el bipartidismo, y en unos poderes de estado al servicio de los mercados, no va a cambiar la situación que ellos mismos han creado. Ninguna mutación genética va a reconvertir en ovejas, a los lobos del actual sistema político español hundido por la corrupción, del Rey y su familia al último concejal imputado. Ha de ser el pueblo, el que fuerce el cambio, porque somos millones de personas y contra nosotros, cuando tomamos las calles de España, ninguna Ley de Orden Público, ni multas millonarias, ni la irrupción de legiones de antidisturbios, podrán torcer las aspiraciones populares para cambiar el régimen.

Las calles han de ser tomadas bajo un lema unitario: “¡GOBIERNO DIMISIÓN!”, para abrir un camino de esperanza. O monarquía parlamentaria corrupta, o una República democrática de trabajadores de toda clase y federal. No hay salidas intermedias. O, eso o la toma del poder por la extrema derecha económica, como empieza a barruntarse.

La salida a la crisis, solo la traerá la suma de la protesta y del esfuerzo de todos los trabajadores. Quién piense que esperando sentado la van a traer a casa el futuro, verá morir su esperanza. Estará civilmente muerto, como sus hijos. Es un camino largo hacia la III República, difícil pero esperanzador. Hay otro camino, el de continuar reivindicando esto o lo otro, sin cambiar el marco político de España, pero por esa vía jamás se llegará a ningún lado. Ya lo estamos viendo.

REPUBLICANOS-RPS Región de Murcia, se une a la protesta colectiva, desafiando al poder establecido, una vez que somos conscientes de que, o todos nos unimos en un movimiento social resuelto, valiente e imparable, que consiga derrocar al régimen, o tendremos que ir aprendiendo a vivir, instalados en una crisis económica crónica, que acabará con nuestra condición de ciudadanos, para convertirnos en súbditos de los mercados, a las órdenes de los de siempre. ¡GOBIERNO DIMISIÓN!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s