Si queremos, Podemos

por Fernando Miñana

Desde la tarde que Sergio Avilés me llamó para pedirme que le echase una mano en la recogida de firmas para que Republicanos, una coalición de fuerzas de izquierda rupturista, pasase la antidemocrática criba previa a las elecciones, han pasado ya casi tres años. Se dice pronto. Tres años en los que Republicanos ha crecido, ha madurado y se ha dado a conocer a la sociedad murciana. Nuestra fuerza política, en tanto a que los procesos electorales no son el foro más adecuado para formaciones pequeñas, ha estado en la capacidad de tender puentes y de forzar diálogos entre los diferentes movimientos sociales, sindicatos y partidos políticos. Sería muy complicado entender la situación actual de la lucha ciudadana en Murcia sin explicar el trabajo de los miembros de Republicanos en Marcha de Mareas. Nuestra apuesta es la unidad y el respeto a la diversidad. Unidad de los movimientos sociales en las diferentes mareas para golpear juntos contra las injusticias del régimen. Unidad y pluralidad sindical para atajar juntos las amenazas de la patronal y del gobierno. Y unidad política de la izquierda para atacar al enemigo común. Sin embargo, la unidad no se construye a cualquier precio.

La militancia de los partidos de izquierdas está unida. Discute, debate y a veces se pelea, pero si no fuese así no sería izquierda. Sin embargo, el 15M mostró como esa unidad social no cabía dentro de las rígidas estructuras ya concebidas y que habían sido parte del régimen durante 40 años. Además del discurso, es imprescindible que se cambien las formas. Lo que no funcionó en el pasado, no servirá para el futuro. Los pactos de cúpulas, las sopas de siglas, las puñaladas por la espalda o el peloteo al caudillo de turno para aparecer en una lista… Eso no atrae, ni convence. Y además, no conduce a la puerta de salida de la crisis económica.

Los últimos cuatro años hemos visto un incremento sin precedentes en la lucha y en la participación social de los ciudadanos. Organizaciones como la PAH demuestran a cada paso que SÍ SE PUEDE, y que no sólo se puede, sino que es una obligación rebelarse contra la injusticia. Recuerdo aún cuando se criticaba a la PAH, al 15M o a cualquier nuevo actor político, desde toda la izquierda oficial, la acomodada en los sillones del régimen, la que se encorbata para ir a ver al Jefe del Estado y se pone la camiseta del Ché para pasear en las manifestaciones. Recuerdo discursos teóricos cargados de citas. Recuerdo a unos dirigentes sindicales reclamando la calle como suya y pidiendo a sus militantes que no acudiesen a la llamada del 15M. Y recuerdo el ofrecimiento constante al diálogo de Izquierda Unida, y la eterna promesa de concretar ese diálogo en asambleas populares, en organización de la ciudadanía, en procesos “desde la base”. Hace ya dos años desde aquel ofrecimiento. Dos años de idas y vueltas, de presentaciones y charlas. Pero ni una asamblea local, ni un comité de barrio, ni una sola propuesta más allá del “unámonos para echar al PP”. ¿Cómo se echa al PP? Pues para la dirección de IU está claro: con un gobierno conjunto con el PSOE a nivel autonómico o estatal. Para Republicanos, participar en un gobierno a la andaluza es sencillamente inconcebible.

Hace poco más de una semana, el politólogo convertido en figura mediática, Pablo Iglesias, reinventaba el tablero de juego de la izquierda, y concretaba en una propuesta ese anhelo histórico que desbloquea la agenda de la dirección de IU. Cayo Lara y el resto del ala más conservadora que controla la dirección de Izquierda Unida se ha propuesto hacer como si estos años no hubiese pasado nada. Aprobar sus candidatos sin un proceso real de diálogo y sin participación de tan siquiera su propia militancia. Ni abiertas, ni cerradas. Las primarias no gustan a una dirección que sabe que su militancia está respirando algo distinto en la calle al viciado aire que se respira en los despachos.

La propuesta de Podemos no es excluyente. De hecho, es una llamada a trabajar juntos, desde dos principios básicos: el respeto a los derechos humanos y el ejercicio de la democracia como herramienta regeneradora de la política. Además, como planteamiento estratégico no tiene desperdicio. Evidencia el inmovilismo de la dirección de IU frente a unas bases cada vez más movilizadas y conscientes de la necesidad de un cambio en la forma de actuar. Es innegable que IU ha conseguido fuerza electoral durante esta crisis. Y esa fuerza es la que utiliza su dirección para anclarse en posiciones del pasado. Pero no es más que una fuerza coyuntural, que de no saber aprovecharse, se diluirá en la nada bipartidista. Con Podemos se plantean asambleas populares (los Círculos), se asegura que los candidatos se elegirán mediante primarias, se moviliza a parte de una generación que hasta ahora estaba instalada en el “todos son iguales” y que no ve en la actual IU un medio para lograr sus objetivos. Y además, tiene la vocación de aglutinar a la izquierda. Si a la hora de negociar con la dirección de Izquierda Unida nos presentamos una serie de grupúsculos de poco coordinados entre sí, nos absorberán. Seremos débiles para imponer, por ejemplo, que no se pacta con nadie que quiera efectuar recortes sociales, por atenuados que estén. La fuerza nos la da la unidad, pero para lograr la unidad con el “pez grande”, tendremos que ir juntos todos los “peces chicos”. Y para eso antes necesitamos un foro en el que hablar, desde abajo y con la participación popular, y ver si hay posibilidad de ponernos de acuerdo en líneas básicas.

Por último, me gustaría que todos nos congratulemos de la actitud de Republicanos. Nosotros no tenemos una cúpula que imponga las decisiones, o que negocie y mangoneé y sólo consulte a sus bases una vez que el proyecto ya está en marcha. Nosotros somos democráticos, y nuestro compromiso con la democracia nos lleva a reclamar la unidad desde la base donde primero debe hacerse: en la casa propia. Es un orgullo del que no todos pueden presumir.

Enlace a todos los artículos del debate público sobre Podemos

Anuncios

Una respuesta

  1. Pingback: Debate público sobre la candidatura PODEMOS | RPS Murcia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s