Podemos, de entrada, sí

por Pablo Cepeda

La repentina aparición de Podemos ha generado una innegable convulsión dentro de la izquierda. Por tanto, parece necesario profundizar en un análisis colectivo de lo que implica este proyecto y cual podría ser nuestra reacción ante el mismo. Voy a intentar realizar este análisis en relación con los tres puntos básicos que marcan la línea y el trabajo diario de Republicanos: la unidad de la izquierda, la necesidad de un proceso de empoderamiento ciudadano y la ruptura con el régimen del 78 y la conquista popular de la III República.

Si bien Podemos es un proyecto elaborado desde arriba, desde sectores concretos como son Izquierda Anticapitalista y el llamado eje Tuerka-Somosaguas, parece que el modelo de construcción que plantea es abierto y de base, a través de los Círculos Podemos. La tremenda ilusión que ha generado entre importantes sectores de la población es innegable. Las presentaciones del proyecto en las distintas localidades han sido masivas y los Círculos Podemos empiezan ya a aglutinar a centenares de personas descontentas que estaban deseando visualizar una alternativa política para luchar por el cambio.

En el discurso de Podemos vemos claramente la intencionalidad de llegar a esos amplios sectores descontentos pero no organizados en partidos: antiguos participantes del 15M, sindicalistas, activistas de los movimientos sociales e incluso gente que no se ha organizado de ninguna manera hasta ahora; pero también vemos una mano tendida a las organizaciones de izquierdas que tienen ya años de experiencia en la lucha. Sería por tanto un error concebir a Podemos como una organización más con la que poder llegar a acuerdos desde fuera, al menos a corto plazo, o como una mera articulación de sus impulsores. La gran afluencia de participantes, heterogeneidad de planteamientos de los mismos y la poca base con la que cuentan sus organizadores para controlarlo burdamente, en el caso de que lo pretendieran, lo presenta como un espacio sano y propicio para trabajar.

Los Círculos Podemos pueden convertirse en un espacio amplio de convergencia y de debate de la izquierda (incluso con gente que no se considera parte de la misma pese a serlo). Su estructura abierta se plantea de manera horizontal y participativa pero carece de ciertos aspectos negativos que si encontrábamos en el 15M (salvando las distancias), como la sacralización del consenso, la falta de objetivos políticos o la excesiva desorganización. No estoy defendiendo que se trate de un espacio perfecto, obviamente, como en toda construcción orgánica, se darán grandes errores y se encontrarán baches, pero el potencial aglutinador invita a una participación política también de las organizaciones políticas ya existentes para avanzar en la unidad. Y nosotros, como firmes defensores de la imperante necesidad de la misma, no solo podemos aportar línea política, sino también experiencia a través de un trabajo sincero y honesto que sin duda puede enriquecer un proyecto tan joven.

Desde Republicanos siempre hemos defendido que la unidad es algo cualitativamente superior a una suma de siglas. La unidad de la izquierda va estrechamente ligada a un proceso de empoderamiento del pueblo y a la necesidad de construir una alternativa política unitaria común. Puede que Podemos no sea esta alternativa, pero abre un espacio necesario para construirla desde la base, elaborando de forma conjunta un programa político, unas listas, pero sobre todo, una experiencia en el trabajo unitario fundamental para el futuro. Por tanto, entenderlo solo como un proyecto electoral también me parecería un error.

Sin duda, una de las cosas que más reticencias nos causa a los republicanos con respecto a este proyecto es la ausencia en el manifiesto original (que no final) de la necesidad imperante de acabar con el Régimen y la reivindicación de la III República. Es cierto que Podemos realiza una crítica al sistema del 78, pero no llega a exponer de forma explícita la necesidad de ruptura con el mismo para poder construir una auténtica democracia. Precisamente por eso entiendo que ese es uno de los puntos fundamentales de nuestro trabajo en los Círculos. Si en 2011 la mayoría de personas que protestaban en la calle entendían que el principal problema político era el bipartidismo, a día de hoy cada vez se tiene más claro que dentro del actual marco político es imposible una salida digna de la crisis política y económica. Creo, por tanto, que en lugar de rechazar el proyecto de primeras debemos trabajar dentro para que todas las personas que se están sumando entiendan, como nosotros, que la III República no es la ausencia de un monarca, es la construcción de un nuevo marco legal que beneficie al pueblo y que sea conquistado por el mismo.

El segundo punto fundamental sería defender que Podemos va a ser solo un proyecto de unidad parcial hasta que no logre confluir con Izquierda Unida. Es imprescindible que hagamos ver la necesidad de construir una alterativa política común que defienda los intereses del pueblo. Sin embargo, debemos tener en cuenta una realidad. Existe una concepción, si no mayoritaria ampliamente extendida, que impide a IU ver proyectos de unidad reales más allá de sí misma. Potenciar Podemos como alternativa puede forzar a IU a darse cuenta de que no es tanto la conclusión de un proyecto unitario sino un factor imprescindible en la construcción del mismo.

Con todo esto no defiendo que Republicanos deba diluirse dentro de Podemos, ni que deba abandonar sus planteamientos y análisis. Entiendo que en pos de la unidad se deben hacer ciertas cesiones. Pero creo que por principios y por honestidad política debemos trabajar dentro de Podemos criticando dentro y fuera posturas que se puedan tomar y nos parezcan erróneas. Y llegado en caso, si alcanzan a darse contradicciones insuperables, salir del proyecto con la misma honestidad con la que entraríamos, exponiendo abiertamente las diferencias y siguiendo nuestra lucha en la calle por la unidad y por la república del pueblo.

Enlace a todos los artículos del debate público sobre Podemos

Anuncios

Una respuesta

  1. Pingback: Debate público sobre la candidatura PODEMOS | RPS Murcia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s