La República de Macondo

por Elia Olgoso

logodocumentosRPSAhora que García Márquez ha muerto me confirmo en la idea de que Macondo existe, pues aunque algunos piensen que se trata de un lugar imaginario, la imaginación también forma parte de la realidad del ser humano.

Sí, ya sé que nunca figurará en ningún mapa geográfico, pero es que no se trata de un espacio para vivir, sino de una dimensión donde es posible imaginar un mundo mejor.

Allí vivio la familia Buendía y otras muchas familias disfrazadas de personajes literarios, disfraces linguísticos para no nombrar a las familias que en verdad fueron.

Macondo existe, más allá de la razón y la lógica, y lo hace en forma de Idea, que como todos sabemos puede ser universal y atemporal.

Gabo fundó la República de Macondo para inmortalizar su talento, pero también para hacernos soñar que esa Idea es posible. Corrían los años 50 y rara era la República latinoamericana que no estuviera bajo el yugo de un dictador vestido con medallitas. El realismo mágico nació como defensa propia ante la barbarie, la tiranía, la explotación, la violencia soterrada del continente americano y las megalomanías del tirano de turno. En eso consistía el boom de este movimiento, en buscar lo maravilloso en lo real, en sublimar la hiriente y sangrante realidad de su pueblo y hacerla pasar por el espejo de lo fantástico.

Qué otra función tiene la literatura más importante que ponerle un candado a nuestros miedos’. La sociedad actual está sumida en una profunda crisis financiera, económica, política y moral. Necesitamos con urgencia un realismo mágico, un Gabo, un Macondo con el que poder imaginar, para no pensar que solo somos lo que los gobernantes y poderes financieros quieren que seamos.

Y como la República de Macondo puede estar en la mente de cada uno, la nuestra es una República donde siempre habrá cabida para las ideas, la cultura, el diálogo, la igualdad y donde nunca encontrarán la puerta abierta los corruptos, los codiciosos, los monarcas y los tronos, los jerifaltes, los tiranos y los mercachifles.

El Gabo novelista, el periodista, el político, el comprometido con la revolución americana, y los Gabos que solo conocieron sus íntimos amigos se han marchado por una esquina del sur de Ciudad de México .

Ahora lloverán los obituarios sobre su figura, se hablará sobre su obra, que es una síntesis de la historia de América Latina, el sólo título de cada una de sus obras refleja la realidad política de su país. En Cien años de soledad, recrea el mismo tiempo de la violencia política colombiana. En el Coronel no tiene quien le escriba, representa el futuro incierto de aquellos que luchan por una pensión. Ese es el compromiso del autor, línea a línea, esbozando su primer imaginario con La Hojarasca y La Mala hora, donde asistimos a la tragedia de un pueblo pobre, marginado, dominado por la crueldad de los poderosos, la explotación del pueblo por los oligarcas. Un mundo de desigualdad, ignorancia y masacre. En El Otoño del patriarca nos describe la agonía y muerte de un dictador. Y como consecuencia de Relato de un Náufrago tuvo que exiliarse de Colombia, después de enfrentarse a los dictámenes de Rojas Pinilla. Nos quedamos con su obra y con su lucha, pero después de la tormenta deberían seguir floreciendo las Ideas en la Répública de Macondo.

Anuncios

2 comentarios

  1. Elia, una vez más me pongo a tus pies, porque además de ser gran persona, gran madre y gran compañera, tienes un don para la palabra maravilloso!!! Y toda la razón del mundo, nos hacen falta Macondos en el mundo!!!

    abril 22, 2014 en 12:34 pm

  2. Escribes con una forma muy precisa y acertada, eres profundamente humana y humilde, y te muestras tan cercana a tus amigos, que es irremediable decirte que me siento muy orgulloso de conocerte aunque no tengas el puñetero whatsapp.
    Me has emocionado bonica. Un besazo.

    abril 23, 2014 en 6:30 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s