La crisis y los recortes en educación

El retorno al Jurásico Franquista

por Floren Dimas

 

“La Crisis” es la madre de todas las coartadas para ir terminando con el incipiente estado del bienestar que apenas habíamos comenzado a disfrutar hace una década.

La partida que los presupuestos generales del estado dedican a la Educación, que era uno de los apartados más importantes, han caído en picado desde que el PP está en el gobierno.

Los recortes, no solo han sido orientados al ahorro económico, sino para configurar un nuevo modelo de educación elitista, entregado a la gestión privada, primando las oportunidades para los alumnos de mejor posición económica, y relegando la educación pública a un aparcamiento de escolares y estudiantes de las enseñanzas medias y superior, rebajando la calidad de la enseñanza y propiciando el abandono de los estudios de aquellos, cuyas familias no puedan soportar los gastos que se les imponen.

Para “crisis” la que tuvo que soportar la II República a su advenimiento en 1931, con una deuda pública disparada heredada de la Monarquía, que no fue obstáculo para que se reservase el mayor esfuerzo presupuestario a la Educación. Cuarenta y tres mil escuelas del plan trienal 1932-1935, de las que solo en los dos primeros años se construyeron treinta y seis mil, dotadas de profesorado y material didáctico.

La República entendió como prioritario el esfuerzo en Educación, como fórmula para cambiar la sociedad, para crear un nuevo espíritu científico y ciudadano, con el que afrontar los retos de un tiempo nuevo. La sublevación fascista de 1936 y una larga y opresiva posguerra, hizo retroceder a España a niveles de incultura ya superados, devolviendo a la Iglesia el negocio de la educación y la exclusiva adoctrinadora de los nuevos ciudadanos, al servicio de la implantación de un estado totalitario.

La impronta del nacional-catolicismo, podemos apreciarla en la Región de Murcia, con solo ver los privilegios otorgados por el PP a la UCAM, a los colegios religiosos y a los concertados, gestionados, no por ningún espíritu vanguardista pedagógico, sino por intereses de lucro y de adocenamiento ideológico conservador.

Si el PP gana de nuevo en las elecciones europeas, volverán los tiempos en los que, de nuevo, los hijos de los pudientes coparán todos los puestos directivos y de alto nivel técnicos de la sociedad, considerando como peones y mano de obra barata, las expectativas del resto de los jóvenes españoles.

No hablamos con frases retóricas catastrofistas, sino desde el análisis contrastado de los cambios introducidos por el binomio PP-PSOE, desde que inauguraron el bipartidismo, como mecanismo para el control social en beneficio de los mercados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s