La Operación Pandora despierta la indignación y la solidaridad en las redes

Al menos 14 personas detenidas, incautado gran cantidad de material peligroso (libretas, móviles y ordenadores) y procedido al registro de una docena centros sociales y hogares particulares en lo que se ha dado a llamar “operación pandora”.

Si la Audiencia Nacional, los Mossos de Escuadra y la Guardia Civil han efectuado la operación, los medios de comunicación controlados por las grandes fortunas, no han dudado, desde el principio, en ejercer de jueces y decretar la vinculación con el peor de los “terrorismos”, acusándolos de atentar contra el orden, sin siquiera haberse realizado ningún juicio ni permitirles hacer uso de la presunción de inocencia.

En las redes sociales, sin embargo, se ha despertado la indignación de los cibernautas que, con más intensidad que en otro tipo de operaciones similares anteriores, han llenado los medios on-line de comentarios, llamamientos y convocatorias de solidaridad. Lo cierto es que algo está cambiando en la percepción de la gente sobre la represión, los motivos por los que se ejerce y el mismo orden. Cuando se está viendo que los mayores delincuentes están vinculados directa o indirectamente con el Régimen y las más altas instituciones del Estado, o cuando se percibe que se protege y enriquece a la élite económica con los recursos de todos, mientras se obliga a  la gran mayoría de la sociedad a ajustarse el cinturón y, por si no lo hacemos dócilemente, se nos impone una “ley mordaza”; entonces aquellos del pueblo que se organizan para construir un mundo más justo son vistos más como amigos que como enemigos.

Nosotros no podemos menos que poner en cuarentena la operación. En la Región de Murcia tenemos experiencia en la facilidad con la que las fuerzas del orden falsean información y detienen e inculpan a personas inocentes, entendemos que para evitar que se propague la protesta de la gente que lo está pasando mal, contra las políticas de los que están haciendo que la mayoría no pueda tener una vida digna. Suponemos que la cosa no será diferente en otros lugares del Estado.

Pese a que algo está cambiando en la gente, si no somos capaces de hacer un cordón de seguridad solidario contra este tipo de ataques, las “operaciones pandoras” se extendarán a otros sectores movilizados. Su objetivo central, por supuesto, no son solo los anarquistas, sino todos los que hoy se enfrentan a las políticas de recortes, austeridad y empiezan a plantear la necesidad de un mundo más justo. La “operación pandora” entendemos que tiene el objetivo de crear consenso social contra la protesta, empezando a atacar a aquellos sectores que consideran más susceptibles de criminalizar ante la opinión pública. Sectores que, sin duda, están del lado del pueblo contra la oligarquía. No está de más recordar la Historia y la parábola de Martin Niemoller que nos advierte que primero fueron a por todo lo que yo no era (comunistas, socialistas, sindicalistas…) pero “Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada”.

En este caso particularmente no es el momento de medias tintas, ni de los “sí, pero…”, sino el de decir claro que la protesta social no es delito y que si nos tocan a uno nos tocan a todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s