SI SE HACEN LOS SUECOS… SYRIZA GANA

syrizaTenemos que felicitar al pueblo griego por la victoria de SYRIZA. Los resultados electorales en Grecia son una gran noticia y, sobre todo, una inyección de fuerza para los pueblos de todo el planeta.
SYRIZA ha mostrado una capacidad de unir y ganar como hacía mucho tiempo no pasaba en la historia de Europa. Ha sabido recoger las aspiraciones del pueblo griego y darle una forma política. Es esa la verdadera victoria y el gran reto de SYRIZA: el saber canalizar la energía de los de abajo, siendo parte del pueblo, en el camino de construir un mundo más justo.
En este texto vamos a tratar de abordar algunas de las cuestiones que están hoy en el centro del debate político. Nuestro objetivo no es presentar un análisis exhaustivo de SYRIZA, sino introducir debate y clarificar ideas.

1º Es falso que “Las metáforas izquierda/derecha no sirven para empujar el cambio político”. Mantener y explotar los símbolos y las referencias de la izquierda ha sido esencia del proyecto y del desarrollo de SYRIZA. El nombre, las estrellas de cinco puntas, el martillo y la hoz, la música de la Internacional o el reconocimiento de un pasado de lucha, han constituido impulsores de un relato ganador. Son parte de esa calidad que representan los ideales y que impulsan a los seres humanos a moverse más allá de que se pierda o gane en un momento puntual.
En SYRIZA se han organizado unos 14 partidos de diferentes tendencias de izquierda. Han sabido limar sus diferencias, y con el bagaje, el material humano y la fuerza de esas ideas transformadoras, tan viejas y a la vez tan nuevas, han salido a darle la vuelta a la tortilla. Ha sido una unidad forjada desde la calle, exigida desde la calle y fiscalizada por las clases populares más conscientes y combativas, en la calle.
2º Es necesario apoyarse en la lucha de la clase obrera. Syriza es consciente de la necesidad del movimiento obrero para poder cambiar Grecia, y así del papel de los movimientos sociales y sindicatos de clase en la lucha de los trabajadores. En Grecia el grueso de los sindicatos también está dirigido por socialdemócratas o conservadores. Y, sin embargo, SYRIZA no trata de crear otro sindicato “más puro” sino que se ha implicado directamente en el desarrollo de ese sindicalismo de clase. Incluso ha creado una fuerza META (trabajadores por el cambio de los sindicatos) desde donde trabajan por la darle un giro a los sindicatos.
3º Ni Podemos ni IU son SYRIZA, aunque ambos comparten espacio con ella. IU ha prometido regenerarse unas cuantas veces a lo largo de su historia, pero el posibilismo, el institucionalismo y electoralismo han sido frenos potentes no ya a la democracia interna, sino, sobre todo, al planteamiento de ruptura con el régimen. La crítica de parte de la izquierda, dentro y fuera de IU, no venía tanto de que fuera más o menos democrática, sino de que no se vinculaba realmente a los sectores más combativos, de que escondía precisamente esos símbolos de la izquierda (como es la bandera republicana) cuando más hacía falta, de que se asimiló al sistema para convertirse en el Pepito Grillo del Régimen. Y esto es lo que le impidió realmente vincularse a los movimientos sociales cuando explotaron con el inicio de la crisis, y lo que impidió liderar la unidad esos movimientos con un proyecto unitario y transformador como hoy es SYRIZA. Es innegable que IU ha sido la escuela de muchos dirigentes valiosísimos para la transformación, pero realmente esos no eran hegemónicos en el partido.
Pero no nos engañemos, Podemos no es tampoco SYRIZA. Ya hemos apuntado que Podemos no se siente cómoda en la simbología de las clases populares. Al querer recoger el sentido común de la ciudadanía, se queda en el momento actual y se aleja de los símbolos, la tradición, la literatura o la ideología de las clases populares.
Además, Podemos no es SYRIZA porque, de momento, cuenta con los votos de las clases populares, pero faltan muchos dirigentes que puedan articular un cambio.
4º Grecia hoy está más preparada para transformar la realidad y quitarles el poder a las élites económicas, pero no va a poder hacerlo si no cuenta con una base social que lo respalde y la convicción en sus dirigentes de que se necesita un cambio profundo de relaciones entre los diferentes grupos sociales griegos. Las presiones van a ser muy fuertes para que no se aplique su programa y la oligarquía va a jugar a amenazar y conceder. Además de los juegos financieros de subir o bajar primas de riesgo, tipos de interés, retirar inversiones…; unas cuantas concesiones pueden hacer que se mantenga la esperanza, una bajada moemntanea de la tasa de desempleo puede sacar a la gente de la calle, unos cuantos recortes menos pueden hacer que creamos que viene la solución y que ya no hace falta pelear tanto, que ya no hace falta ser tan agresivos en las medidas de recortes a la oligarquía que nos está poniendo las cosas tan difíciles….y cuando menos nos lo esperemos, ¡zas!, cambia el gobierno y nos encontramos con un pueblo medio desilusionado y desorganizado. No conviene olvidar que la crisis es sistémica y que todo lo que nos concedan será muy temporal.
No es la primera vez que un partido con un programa de ruptura gana unas elecciones, ni siquiera en momentos de crisis. No es la primera vez que se advierte de que se necesita una clase social que sea capaz de plantarle cara a la banca y la gran empresa, para poder llevar el programa de ruptura hasta las últimas consecuencias….
Si, como decíamos, vivimos realmente en una sociedad muy rica, y este modelo de sociedad, el capitalista, ya no es compatible con determinados derechos que tienen que ver con la vida digna para toda la población, entonces hay que abandonar la senda del capitalismo yconstruir otro modelo de sociedad.
Conviene señalar que el vertiginoso crecimiento de SYRIZA complica el proceso. Es cierto que en el Estado Español, el ascenso de Podemos ha sido meteórico, pero también en Grecia el desarrollo de SYRIZA ha sido muy rápido. También allí nos encontrábamos con un pueblo desorganizado y acomodado antes de la crisis, también allí teníamos unos dirigentes de la izquierda acomodados. También han tenido que idear formas para frenar el arribismo en el partido. Hay que reconocerlo, no estábamos preparados política, ni organizativamente para trabajarnos un cambio de modelo social tan gigantesco como se nos exige, y por eso es más necesario que nunca utilizar los medios posibles para apoyar a SYRIZA y al pueblo griego. Porque nuestra ayuda es necesaria, porque al ayudar al pueblo griego, nos estamos ayudando a nosotros.
Y así tratar de aprender rápido, de quitarnos lastres innecesarios, de recoger lo mejor de nuestro pasado y nuestro presente de lucha, de aprehender lo mejor de SYRIZA para pelearlo en nuestras organizaciones. Porque cuanto más seamos capaces de aprender, más rápido construiremos esa sociedad que tenga en el centro de su vida la libertad, la igualdad y la justicia social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s