El Primero de Mayo ¡Todos a las calles!

logo.publicaciones.blogEl Primero de Mayo es el día de la clase obrera. Sin embargo, no celebramos únicamente nuestra pertenencia al mundo del trabajo frente al mundo del capital. Celebramos, sobre todo, que el hecho común de vivir de nuestro trabajo nos lleva a juntarnos, organizarnos y luchar en la defensa de nuestros intereses. Es por tanto, el día de la solidaridad obrera y el día de la lucha obrera.

La lucha obrera es más importante que nunca. Vivimos tiempos en que los que el gran capital están demoliendo los derechos sociales e imposibilitando una vida digna para la clase trabajadora. Las políticas de austeridad, destinadas únicamente a conservar una tasa de beneficio aceptable para el capital, están conduciendo a la precariedad y a la exclusión a una parte de la clase trabajadora. He aquí el resultado de la austeridad: trabajadores que no pueden vivir dignamente de su trabajo, trabajadores a tiempo parcial malviviendo y padeciendo en sus carnes la flexibilidad laboral y parados que no pueden trabajar viéndose abocados a la exclusión social.

Ante esta situación de emergencia social queremos llamar a la participación en la manifestación del 1 de Mayo. Es más importante que nunca dignificar y recuperar la importancia de la lucha y la solidaridad obreras. El Primero de Mayo debemos estar en las calles todos los que nos oponemos a las políticas de austeridad. Al margen de sutilezas y sensibilidades políticas, el 1 de mayo debemos estar todos los que defendemos los intereses de los trabajadores.

En los últimos tiempos está en boca de todos la palabra ciudadanía. Hablamos de recuperar las instituciones para la ciudadanía, de participación ciudadana, candidaturas ciudadanas, etc. Una organización republicana como REM no puede dejar de poner en valor la participación ciudadana como uno de los valores republicanos fundamentales. Sin embargo, nunca debemos perder de vista que el acceso a una ciudadanía plena sólo puede hacerse desde unas condiciones de trabajo dignas. La gran mayoría de la población, los que aspiramos a vivir dignamente de nuestro trabajo, somos trabajadores antes que ciudadanos y, más importante, sólo podremos ser ciudadanos en el sentido pleno del término en la medida en que podamos vivir dignamente de nuestro trabajo.

Por ello, pedir república, pedir que sea la ciudadanía la protagonista de las decisiones políticas, es también reivindicar la dignidad de la clase obrera.

¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA! ¡VIVA EL PRIMERO DE MAYO!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s