IES Rosa Chacel, algunas lecciones

ies chace 1

Encierro en el IES Rosa Chacel. Fuente: El Mundo

Pues bien, la Administración madrileña ha decidido que hay que eliminar la ESO y Bachillerato del IES Rosa Chacel. Una pena, la verdad. Por la precipitación de la decisión y la escasez de la información que llega a la comunidad educativa podríamos pensar que  nada se puede hacer, pero nada más lejos de la realidad. Aquí dejamos unas líneas donde tratamos de analizar el conflicto desde nuestro punto de vista.

¿Por qué de esa decisión? Honestamente Cifu, creemos que la despreocupación por el alumnado, por las familias de un barrio popular como que explica muchas cosas. Seguramente quienes tomáis las decisiones sobre la apertura o cierre de módulos, ciclos o centros entendéis a la perfección y os sentís cercanos a la problemática de otros barrios de “más categoría” de Madrid, y vivís con gran preocupación el hecho de que vuestras hijas e hijos tengan que hacer unos cuantos kilómetros para llegar a su centro de estudios o se vean desplazados del barrio en el que han crecido y se han educado. Seguramente, como queréis el bienestar de vuestras hijas e hijos, comprendéis que dentro de la felicidad de éstos está el tener una vida social completa, y que para ellos se vuelve muy importante compartir la educación con sus amigas y amigos. Pero eso es otra cosa diferente de preocuparse por esos que tienen que sudar para ganarse el pan. Seguramente, claro, no os quita el sueño eso de que, debiendo ser políticos que se preocupan por toda la ciudadanía, compliquéis más que ayudéis, la vida a las familias de Hortaleza. Qué le vamos a hacer, si es que siempre habrá gente con categoría y gente sin ella, ¿verdad, Cifu?

Y es que nosotros lo tenemos claro: lo cierto es que quienes gobernáis sois los mismos que consideráis el oficio de limpiadora algo denigrante y de bajo estatus, por lo que para vosotros es innecesario que tengan el mismo trato los mejores (está claro que son los vuestros) que los peores; y, en fin, el barrio de Hortaleza es un barrio obrero y popular de toda la vida.

No olvidemos que en Madrid el clasismo en los centros y la clasificación de las y los alumnos es la norma. Hay categorías, por supuesto, de docentes y de estudiantes, los bilingües y los monoliungües, los excelentes y los normales… esas categorías, por cierto, que perviven en el espíritu de una LOMCE, que clasifica centros para favorecer a los más aptos. Menuda locura.

Y si a esto le sumamos la necesidad de recortar de la Administración (de la que ya hemos hablado en alguna ocasión), la estafa de los centros concertados (nacidos para desaparecer y, sin embargo, convertidos en un jugoso negocio a costa de la necesidad de la gente) o el hecho de que precisamente nos encontremos con dos centros concertados cerca del IES Rosa Chacel, pues el cóctel es perfecto.

La despreocupación de la que hablábamos es más que evidente cuando la administración funciona en formato francotirador, sin consultar a la comunidad educativa, sin estudio previo, sin un plan claro de lo que quiere hacer. Informa en marzo de una decisión que ya tenía tomada en noviembre: 4º de la ESO ya no se impartirá en el IES Rosa Chacel. La poca importancia y el ninguneo de la comunidad educativa, desde el papel de trámite de los claustros, pasando por el formato de elección de equipos directivos o las presiones constantes a éstos, es la tónica general, y obliga a las familias y al equipo docente a “buscarse la vida”. Porque eso de orientar o dar soluciones, se ve que no lo siente como propio la Administración que jura y perjura servir a la ciudadanía.

Pero en esta ocasión la jugada no les ha salido bien del todo y la decisión ha encendido definitivamente los ánimos de una comunidad que lleva unos cuantos años luchando. En este curso, desde el principio, las familias, las y los docentes y el alumnado se han unido y han emprendido acciones defendiendo el centro, y sin perder de vista que la lucha es más amplia; por la educación pública, contra la LOMCE y por revertir los recortes. Asambleas, carnaval reivindicativo, jueves verdes… y el lunes 14 de marzo unas jornadas por la Educación Pública, que acabaron en un encierro. Jornadas que se preveía que fueran un éxito, superaron las expectativas de los que organizaban: en la Mesa Por la Educación Pública y el concierto de la tarde el salón de actos del centro estaba a rebosar. Por la noche representantes de toda la comunidad educativa hicieron un encierro.

Si el encierro fue el lunes, el martes informaban de que finalmente no cerrarían para el siguiente curso la ESO. El barrio entero ha ganado. Ups, la decisión que era inamovible ya no lo es tanto.

¿Por qué ha reculado tan rápidamente? Precisamente por la oscuridad con la que se están tomando las decisiones acerca del centro, nos vemos obligadas a especular sobre los titubeos y las idas y venidas de la Administración. Por supuesto no creemos que hayan cambiado el plan inicial de cargarse sí o sí la ESO y Bachillerato del centro. Entendemos que lo probable es que en un momento político delicado, Belén Aldea (la directora de área Madrid centro) haya sido presionada por instancias superiores, aquellos a quienes no interesa en absoluto que se muestre lo poco que les importa lo público ahora, por la particular tesitura de “tejes y manejes” políticos. Hemos hecho mucho ruido y temen que podamos hacer mucho más y eso no les interesa, claro.

No somos inocentes, salvar el próximo curso no es salvar el centro y mucho menos salvar la educación pública, pero la realidad es que se ha conseguido algo importantísimo. Quizás lo más importante ya no ha sido el mismo hecho de obligar a Belén Aldea a respetar la opinión de la comunidad educativa, ni el hecho de que el alumnado tendrá el próximo curso. Lo más importante ha sido el mostrar de manera explícita que la lucha sirve. La comunidad educativa hemos recibido una señal clara por más que nos quieran decir que de nada sirve moverse, la presión les duele.

La voluntad de unidad de familias, docentes y alumnos, del barrio; pero a la vez su independencia, las asambleas de cada uno de los sectores y la toma de decisiones colectiva ha sido fundamental. Una unidad que seguro que intentan romper, y que esperamos que no lo consigan. Hoy el IES Rosa Chacel es un orgullo para la lucha por la educación pública madrileña. ¡¡GRACIAS HORTALEZA!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s