Alacant: De las esperanzas de la Unidad Popular a la fustración institucional

IMG-20180419-WA0003

Presentación pública de las más de 5.000 firmas que avalaron la candidatura de Guanyar Alacant

Hoy es un día triste para Alicante, hoy llega a su fin en nuestra ciudad algo histórico que sucedió en la misma: sacar al PP del ayuntamiento después de tenerlo secuestrado durante 20 años.

Este hecho histórico se debió al calor de las iniciativas municipalistas de Unidad Popular que se forjaron hace más de 3 años a lo largo y ancho de nuestro país. Un contexto muy favorable debido a las movilizaciones populares que necesitaban dar respuesta política a los recortes sociales y la falta de democracia de las instituciones del régimen del 78.

Muchas esperanzas e ilusiones depositadas, junto con mucho trabajo e implicación de organizaciones políticas de base, hicieron posible la candidatura de Guanyar Alacant, como fue la recogida de más de 5.000 firmas.

Una candidatura con espíritu de Unidad Popular que se fue fraguando a través de la implicación de mucha gente sencilla y de debates políticos que dio lugar a un manifiesto muy trabajado y que reunía esas características: llegar a los ayuntamientos para crear poder popular desde el tejido organizativo y reivindicativo de las calles. Y un programa político elaborado con esos objetivos y con la implicación de mucha gente militante, entre ellas, la nuestra.

Ese trabajo dio como resultado que Guanyar Alacant obtuviera 6 concejales, empatando con el PSOE y dejando al PP y Cs en la oposición. Pero una vez llegados al ayuntamiento y tras decidir formar gobierno junto con el PSOE y Compromís, ese espíritu de creación de Unidad Popular se difuminó, entrando en un bucle burocrático como es la gestión de las instituciones monárquicas al servicio de las oligarquías. Y lo que empezó como un germen de creación de contrapoder, se convirtió en una dinámica alejada de las clases populares y trabajadoras y encerradas en los despachos de los concejales.

Hoy ha sido el voto en blanco de Nerea Belmonte, tránsfuga y expulsada de GA y de Podemos, la que le ha dado la llave al PP, pero ayer fue la corrupción del PSOE, antes de ayer, el trabajo sucio de la oposición, y durante toda la legislatura, un tripartito que no ha sido capaz de trabajar por un verdadero cambio en la ciudad. Y es que no sólo es suficiente con echar al PP del Ayuntamiento y formar un “gobierno de izquierdas”, es imprescindible llegar al ayuntamiento para crear ese contrapoder que nos acerca a las masas y nos convierte en instrumentos para que sus luchas salgan adelante. No se puede llegar al ayuntamiento para gestionar sus miserias y “presumir de lo bien que lo hemos hecho y lo mal que lo hacen los demás”, cuando el pueblo de Alicante no ve mejoras en sus vidas. Sólo la creación de contrapoder es garantía de éxito y de poder volver al Ayuntamiento.

Desde República en Marcha esperamos que estos errores sirvan para que en las próximas elecciones municipales se construyan verdaderas candidaturas de Unidad Popular, que impliquen a amplios sectores de la sociedad, que tengan como objetivo principal la creación de contrapoder y que rompan con la gestión mísera institucional, que rompan con el régimen del 78.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s