República en Marcha se suma a las protestas del movimiento feminista

alertafeministaRepública en Marcha se suma a la convocatoria estatal que exige que se cumplan los compromisos adquiridos de dotar presupuestariamente con 200 millones de euros al Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Más de doscientas medidas que a día de hoy están en un cajón.

Entendemos que el movimiento feminista es uno de los motores de transformación social de mayor importancia en este momento. Como teoría política, desde República en Marcha, nos situamos dentro del Feminismo Radical, que yendo a la raíz del problema apunta al patriarcado y al capitalismo como fuente de desigualdad. Como movimiento social, cuando se llenan las calles, el nivel de conciencia política avanza muy rápidamente, generando contrapoder y redes de resistencia y lucha frente a este sistema sociopolítico y económico.

La lucha feminista resquebraja los pilares de este régimen al cuestionarse las razones por las que género, raza y clase se convierten en elementos de desigualdad y cómo el neoliberalismo y sus políticas han supuesto un ataque en toda regla a las aspiraciones de libertad, igualdad y justicia social.

La eliminación de los servicios sociales, su privatización y las sucesivas reformas legislativas han condenado a las más pobres a la exclusión. Sanidad, educación, dependencia, prestaciones por desempleo, reforma laboral y de las pensiones, leyes mordaza… forman un cóctel que revierte los logros de la clase trabajadora del último siglo y nos sitúa ante una realidad descarnada, que no le pone ningún tipo de parche a la distinción del trabajo productivo y reproductivo, vuelve a dejar el cuidado de la vida en manos de la familia (mayoritariamente mujeres), mientras se condena a las y los trabajadores a la pobreza laboral, otra vez especialmente a las mujeres que copan la mayor parte del trabajo precario y a tiempo parcial, en sectores con menor retribución salarial precisamente por estar ocupados mayoritariamente por mujeres.

Y si protestas, te multan.

Es nuestro deber exponer las contradicciones de este régimen, que es ya absolutamente incapaz de responder a las reivindicaciones de los movimientos sociales, y poner negro sobre blanco cómo, ni siquiera con un Pacto de Estado, se cumplen los compromisos adquiridos.

La cosificación de la mujer, su valor de uso como botín, una sexualidad basada en la apropiación del cuerpo femenino, que se posee como mercancía fuera y dentro de la pareja, la condición de doble proletaria (trabajadora en casa y fuera de casa), la objetualización del cuerpo como objeto de deseo… todas las violencias machistas, que llevan, en el caso más extremo, al feminicidio.

Porque no es que nos haya entrado la prisa, es que la sociedad está preparada. Porque necesitaremos toda nuestra inteligencia, todo el entusiasmo y toda nuestra fuerza. Feminismo con perspectiva revolucionaria.

Porque la Revolución será Feminista, o no será!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s