Entradas etiquetadas como “PODEMOS

¡LA VIRGEN! [REM-Andalucía]

El Ayuntamiento de Cádiz ha concedido la Medalla de Oro a la Virgen del Rosario, Patrona de la ciudad. La Comisión de Honores y Distinciones aprobó esta medida y la corporación municipal lo ha ratificado en el pleno de este viernes. Y de nuevo una decisión de un Ayuntamiento con una población de menos de 120.000 habitantes recibe todos los focos mediáticos a nivel estatal.

Sin duda, se trata de una cuestión polémica, pero quizás el ruido no parece proporcional a la decisión. Y es que para la derecha, los sectores afines al Régimen y la vieja y nueva jauría antipodemos se trata de una buena oportunidad de hacer fuego contra el partido que tantas veces ha puesto en evidencia a los ejecutivos del IBEX 35 en las instituciones, contra uno de sus sectores más combativos, la órbita Anticapitalistas, y contra uno de sus símbolos, como es el alcalde de Cádiz. La verdad es que aquí hay carnaza, porque ya no sólo se abre la posibilidad de dividir a los sectores populares que no vemos con buenos ojos las concesiones a la Iglesia, sino que, sobre todo, es posible poner encima de mesa la necesidad de su particular real politik y las incongruencias de esos radicales que un día se rasgan las vestiduras contra el fanatismo religioso y otro se arrodillan ante la virgen. Está claro que la derecha de este país no puede dejar pasar una oportunidad como esta.

En fin, teniendo en cuenta las dificultades de caminar en un terreno en el que se está rodeado de enemigos que cuentan con medios más poderosos que los nuestros, la verdad es que es irresponsable no asumir que debemos también atrevernos reflexionar sobre las decisiones y los métodos de los que consideramos de los nuestros. Precisamente porque la valoración colectiva y los espacios colectivos de reflexión, entiendo, son lo único que nos puede asegurar que al final los da abajo, ganemos.

Lo cierto es que la izquierda se divide, efectivamente, porque son relativemente fáciles los ataques que puede recibir Por Cadiz Si se Puede. La formación se explica:

“Se trata de una propuesta que se ha entregado en el Ayuntamiento y viene avalada por más de 6.000 firmas. Proviene de particulares, asociaciones de vecinos, entidades ciudadanas y colegios profesionales… Es, por lo tanto, por el componente popular y el apoyo ciudadano que tiene esta propuesta. Por ello se apoya, nada que ver con el supuesto componente religioso, sino por el componente popular”.

Un argumento lícito, la verdad, que en definitiva justifica la decisión sobre la base del respaldo popular. Podemos señalar que subyace a esta decisión la idea de que en ocasiones la religión no es un arma de los poderosos contra los débiles y que, en particular, en nuestra particular y actual España, hay una forma popular de vivir la religión que adora vírgenes y santos como símbolos de su tierra, rozando en ocasiones el paganismo. De ahí la defensa de Teresa Rodríguez: “es un símbolo de la ciudad que por cierto trasciende lo religioso y que tiene que ver con nuestra propia identidad” Esto permitiría explicar, claro, la poca cantidad de practicantes que encontramos en un país de mayoría declarada católica. Incluso no faltan voces como la de Monedero que tratan de atenuar la condena al kichismo señalando que en Cádiz gobiernan para el pueblo tal y como es el pueblo.

Pues bien, es cierto que la política es compleja y que debemos navegar entre contradicciones, más cuanto menor sea el poder del pueblo frente al de los poderosos, pero no todo vale. Pero cualquier proyecto popular que pretenda la emancipación del ser humano tiene que tener en cuenta dos cuestiones clave: la importancia de los principios y el papel de cada paso que damos en el logro de nuestros objetivos. Esto último es especialmente importante, porque desde REM entendemos perfectamente la necesidad de adaptar el discurso a las necesidades de cada espacio, siempre sabiendo hacia donde nos dirigimos. El objetivo no es, nunca lo ha sido, ser capaces de resistir a la presión del Régimen en todos los frentes, sino que el objetivo es ganar al Régimen, en todos los frentes. La superstición en general y la Iglesia en particular, por muy populares que puedan ser, siempre han formado parte de la red con la que someter o adormecer al pueblo. Efectivamente, en raras ocasiones ha servido para fines liberadores, pero eso, en contadas ocasiones. No nos engañemos, la Iglesia tiene mucho más peso del que nos creemos. Igual que la mayoría de los que se lean este artículo cuando testan su entorno no encuentran a votantes del PP, también hay una gran cantidad de personas, que realmente tienen la sarten por el mango en este país, para los que lo que dice la Iglesia es palabra de santo. Y nos encontramos con esa Iglesia, jefa espiritual del pueblo que adora a santos y vírgenes, que denuncia el matrimonio entre personas del mismo sexo, que transmite valores reaccionarios, que se alía con el Estado para imponer la religión católica en los centros públicos de enseñanza y se alía día sí, día también con la ideología neoliberal. Nunca dejó de ser un pilar del Régimen.

Y es aquí donde situamos la cuestión de los principios. Efectivamente una particular tradición que inicia Maquiavelo y acaba en Laclau, nos advierte de la inutilidad de los principios, en ocasiones, para ganar en política; los principios efectivamente son un estorbo a la hora de conseguir objetivos políticos, sean estos la emancipación del género humano o la liberalización del mercado. Pero es que los principios son faros también que señalan hacia donde nos conducimos. Nosotros no podemos estar siempre reflexionando sobre el camino a seguir y cuando decimos que en ocasiones hay que tomar partido hasta mancharse, nos referimos a este tipo de cosas. La equidistancia en determinadas cuestiones es simplemente ponerse del lado de quien controla la situación. Al final, uno de nuestros enemigos centrales es la religión en general transmisora de un mensaje de docilidad sobre la base de la superstición y el engaño. Dentro de los parámetros de Laclau, se trata simplemente de un relato que podemos y debemos utilizar, dentro de una posición científica no se trata de un simple relato, sino de uno particular que es fácil que usen los poderosos para someter al pueblo, y efectivamente así ha sido en la mayoría de los casos. En el Estado Español está claro el papel que ha jugado y juega la Iglesia a la hora de mantener el orden, como centro de poder.

Sea el motivo que sea por el que realmente el Ayuntamiento gaditano haya concedido medallas a vírgenes no ayuda al la gente que objetivamente está frente a los intereses del IBEX 35. Si ha sido por presión de sectores reaccionarios, la realidad es que es responsabilidad de un grupo en el poder construir contrapoder, también contrapoder a la religión tan conservadora y que tanto poder tiene en España. La clave aquí es rodearse de las asociaciones laicas y crear laicismo. Pero si ha sido efectivametne porque entiende que hay que darle al pueblo lo que pide, pues, como decíamos, sin hacer reglas universales de nada, esta es una de esas cosas que no hay que darle.

Anuncios

Posición de REM en el proceso de 2ª Asamblea Ciudadana en la Región de Murcia.

kichivirgenDesde República en Marcha creemos firmemente en la necesidad de trabajar en la construcción de un bloque popular de soberanía que nos permita transformar la sociedad mediante el planteamiento de una alternativa real a este Régimen construido desde el dominio de la oligarquía empresarial y financiera, y a este sistema basado en la explotación de la mayoría social. Es por ello que apoyamos la lista de Juntas Podemos. Trabajamos en ese proyecto de manera leal e incluimos en el a varias y varios integrantes con los que nutrimos un proyecto rupturista democrático.

Sabemos que el camino no es fácil y que se requiere la combinación de muchos factores para conseguirlo. El Régimen sigue viviendo una profunda crisis de legitimación, que cada vez más erosiona los pilares sobre los que se pudo mantener estable anteriormente, y día a día a los de arriba se les hace más difícil convencer a los de abajo de un relato que exige sacrificios a cambio de muy poco. La calle y la movilización, desde el inicio de la crisis, nos han mostrado nuestra fuerza, ha alimentado nuestra confianza y ha permitido resistir y asentar ese nuevo sentido común que dio lugar finalmente a Unidos Podemos, entre otras cosas. Hemos avanzado mucho, es cierto, pero sabemos que queda trabajo por hacer, necesitamos proyecto, unidad y organización.

En la Región de Murcia vivimos especialmente la realidad, la descomposición y las contradicciones de este Régimen. También, como en el resto del Estado, nos encontramos con un modelo institucional débil, sostenido por décadas de caciquismo, untamientos y engaños. Un PP más fuerte que en la media del Estado, pero en descomposición, sostenido por una población envejecida. Donde la corrupción cada vez muestra más la poca afinidad de sus dirigentes por el bien común. Electoralmente el Régimen ha sufrido, está claro. Pero socialmente ha sufrido mucho más: en los últimos años las organizaciones populares han movilizado con fuerza a la sociedad murciana la PAH, mareas, Marcha de Mareas, Marcha de la Dignidad.

Creemos que Podemos Región de Murcia se debe asentar en los siguientes conceptos que entendemos tienen asumidos la izquierda social:

  • Un eje que comunique las instituciones con el resto de poderes populares para que puedan participar en el cambio concretamente. Que incorpore a compañeros y compañeras vinculadas a los movimientos sociales, obrero y popular, Frente Cívico, movimiento juvenil y estudiantil, movimiento feminista..
  • Un partido aliado con otros movimientos rupturistas.
  • Una organización construida democráticamente desde abajo y con transparencia. Que nos permita avanzar con sentido común y, siempre, de manera pedagógica, apuntando a un objetivo realista de transformación profunda de la sociedad.
  • Un espacio que organice, movilice y forme.
  • Un lugar con memoria histórica y constructor de relatos diferentes al hegemónico.
  • Un proyecto constituyente desde la participación popular, el debate político y la confrontación franca de ideas. Planteado para la conquista de las instituciones y el desalojo de las élites que manejan la política regional, que finalmente ponga al pueblo y sus necesidades al frente.
  • Un agente que denuncie las limitaciones institucionales que impiden llevar a cabo las propuestas democrátuca y de justicia social..

Las corrientes que evaden esos pilares nos parecen respetables pero por experiencia sabemos que pueden generar desilusión, ya que no son una opción transformadora a lo existente, perpetuando así el régimen oligárquico desigual, y agotadoras de la lucha social, por su inacción. Entendemos que, hoy es de ser ilusos el confiar en la posibilidad de conseguir logros importantes sin acabar con el Régimen. Creemos que, aunque fuera posible el contener las políticas neoliberales desde los mimbres del Régimen, cosa que dudamos, solo se puede conseguir estabilidad a base del enriquecimiento de una minoría social a costa del empobrecimiento y la represión de la mayoría. Lo que seguirá sembrando las ganas de cambiar.

Desde la sociedad española y murciana nos están mandando mensajes que van hacia el camino transformador señalado por Juntas Podemos: la victoria en Vistalegre II de la opción que apostaba por la unidad de luchas y reconocía el Régimen del 78 y la necesidad de ruptura con él; el tiro por la culata de las élites en el PSOE con Pedro Sánchez, nos da una idea de como el sentimiento de emancipación con el régimen, su tutelaje y corrupción, está calando; el paso dado con la moción de censura y el diálogo con agentes sociales y civiles para su progreso más allá del parlamento. Su posterior sometimiento a consulta a las bases y la movilización social, es un buen ejemplo del camino a recorrer desbordante de manera democrática.

Ahora, evitemos confundirnos por la “nueva” izquierda del PSOE, que tiene de nuevo lo mismo que la trayectoria política de Sánchez, y abandonarlo todo a una sola lucha esteril en sus instituciones con un puñado de representantes sin el apoyo popular detrás. Sigamos aglutinando fuerzas por un cambio real desde abajo. Un cambio que en Podemos Región de Murcia representa muy bien la lista de Juntas Podemos.